Las contraseñas introducidas en formularios se almacenan automáticamente para que se puedan completar automáticamente en visitas posteriores al sitio web o red social.

Esto no solo da como resultado el almacenamiento local de las credenciales de usuario introducidas a través del navegador web, sino que el hecho de que el navegador rellene automáticamente los formularios utilizando estos datos puede dar como resultado la divulgación involuntaria de los datos a una persona no autorizada.

Para evitar que el navegador recuerde las contraseñas:

  • Toca el icono del navegador.
  • Presiona el botón Menú.
  • Toca en Configuración.
  • Toca en Contraseñas.
  • Toca en Guardar Contraseñas
  • Usa el deslizador para desmarcar el almacenamiento.

Si ya tenías contraseñas almacenadas con anterioridad, consulta desde tu cuenta de Google, en passwords.google.com las almacenadas y eliminalas. Utiliza siempre un Gestor de Contraseña para almacenarlas y no tu navegador.