Si tu macOS arranca sin que aparezca la ventana de inicio de sesión, significa que está configurado omitir la ventana de inicio de sesión e iniciar sesión automáticamente con un usuario específico.

Para desactivar el inicio de sesión automático y que te pida contraseña al arrancar el ordenador sigue estas instrucciones:

  1. Selecciona menú Apple > Preferencias del Sistema.
  2. Haz clic en “Usuarios y grupos”.
  3. Si ves un icono de candado, haz clic en él e introduce la contraseña de un usuario que tenga privilegios para administrar el ordenador.
  4. Haz clic en “Opciones de inicio”.
  5. Haz clic en el desplegable “Inicio de sesión automático” y, a continuación, selecciona Desactivado.

Solo es posible desactivar el inicio de Sesión automático si tu macOS dispone de un único usuario Administrador del equipo. Si tienes varios usuarios está funcionalidad estará siempre Desactivada.

Puedes obtener más información en el Soporte de Apple, en “Si no ve una ventana de inicio de sesión al encender el Mac”.